Breadcrumbs

Cómo reducir el reflujo en el embarazo

El ardor de estómago es un síntoma que se produce en la boca del estómago y puede llegar hasta la garganta. El reflujo en el embarazo es común y suele aparecer durante el segundo o tercer trimestre del embarazo, aunque hay mujeres que pueden experimentar los síntomas antes o incluso no sentir molestias en ningún momento de la gestación.

El reflujo estando embarazada se puede dar por diversas circunstancias, pero los cambios hormonales producidos en esta etapa suele ser el principal detonante. Durante este periodo se segrega progesterona, cuya finalidad es relajar la musculatura del útero para que el bebé pueda crecer y alojarse dentro. Sin embargo, esta hormona también puede producir ciertas dificultades en el aparato digestivo, que te detallamos a continuación.

¿Por qué tengo tanto reflujo en el embarazo?

La mayoría de las mujeres gestantes padecen reflujo en el embarazo. Las hormonas segregadas durante este período inciden en el aparato digestivo, haciéndole funcionar de forma más lenta y pausada. Los músculos responsables de empujar los alimentos hacia el esófago también funcionan más lentamente, además, el útero va creciendo y ejerciendo mayor presión en el estómago. De esa forma, las causas por las que se produce el reflujo en el embarazo son básicamente dos:

  • Incremento de la progesterona. Esta hormona hace que el esfínter o válvula, responsable de que los contenidos ácidos del estómago no suban al esófago, funcione de forma más deficiente, permitiendo su paso. El exceso de esta hormona relaja el útero, pero también el músculo encargado de cerrar el paso entre el esófago y el estómago. De esa forma, el ácido gástrico se abre camino y retorna al esófago y la garganta.
  • Presión sobre el estómago. Durante el embarazo, el útero crece para que el bebé pueda desarrollarse. Esta circunstancia comprime el estómago hacia arriba y dificulta la digestión, la presión a la que es sometido el estómago hace que su contenido suba hacia el esófago, lo que provoca una sensación muy molesta.

Normalmente, el reflujo estando embarazada pasa una vez se da a luz. Tras el parto, el estómago vuelve a tener más espacio y se produce un equilibrio hormonal en el organismo. Sin embargo, es posible que los ardores en la boca del estómago persistan durante un tiempo por el aumento de peso que se ha producido en el embarazo. 

Recomendaciones para reducir el reflujo en el embarazo

Para prevenir el reflujo y la acidez en el embarazo, es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  • Evita las comidas copiosas. Al comer mucho llenamos el estómago, lo que dificulta la digestión, aumentando a su vez la acidez en el embarazo. Durante este periodo es importante evitar las comidas abundantes y controlar las cantidades que se ingieren.
  • Controla tu peso. Por otro lado, hay quien piensa que durante el embarazo hay que comer doble por la vida que está creciendo dentro. Sin embargo, aumentar de peso puede acarrear problemas relacionados con el reflujo en el embarazo. Los kilos ganados de más aumentan la presión abdominal, lo que contribuye a que el contenido del estómago vuelva al esófago.
  • Come varias veces y en cantidades pequeñas. Es conveniente hacerlo así precisamente para evitar la sensación de apetito y saciar el hambre. Esto te ayudará a llevar una dieta equilibrada y no comer demasiado durante las comidas principales del día, lo que favorecerá la digestión y disminuirá las molestias.
  • Mastica bien la comida. Es importante comer con tranquilidad y masticar bien cada bocado, este hábito facilitará enormemente la digestión. Tomarse el tiempo adecuado para comer es muy importante para segregar más saliva, la cual contiene unas enzimas que ayudan a descomponer los alimentos.
  • Evita algunas bebidas y comidas. Algunos alimentos y bebidas aumentan el nivel de acidez, de ahí que sea conveniente reducir su ingesta o eliminarlas de la dieta: bebidas azucaradas, refrescos con cafeína, café, frutas cítricas, picantes, fritos, bebidas azucaradas, etcétera.
  • Evita el estrés durante el embarazo. La ansiedad produce un aumento de la secreción de ácido estomacal y es la causante de la reducción de la barrera defensiva de la mucosa. Para mantener el peso ideal y tener a raya el nivel de ansiedad, es conveniente hacer ejercicios o actividades que sean adecuadas para embarazadas.
  • Lleva ropa holgada y cómoda. De otra forma, haría presión en el estómago, lo que contribuiría a que el contenido gástrico subiera para arriba.

Gaviscon y Gaviscon Forte son medicamentos indicados para el ardor por reflujo a partir de 12 años. Pueden ser utilizados durante el embarazo si se toma según las recomendaciones y no se toma durante mucho tiempo. Además, siempre se debe consultar al médico antes de tomar cualquier medicamento estando embarazada.

Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico.

Reckitt Benckiser Healthcare, S.A