Saltar a página de contenido

Es evidente que no podemos evitar los cambios físicos que produce el embarazo en el cuerpo de la mujer, pero sí es posible ejercer cierto control sobre nuestros hábitos de vida y nuestra dieta con el objetivo de reducir el riesgo de sufrir una indigestión, así como recurrir a algún producto recetado por un profesional de la salud. Al contrario, durante este periodo es recomendable evitar remedios naturales para la indigestión en el embarazo de eficacia no probada o no prescritos por un profesional sanitario. A continuación, en el siguiente artículo explicamos cómo podemos reducir los episodios de indigestión durante los meses de embarazo.

Cómo reducir la indigestión en el embarazo

Podemos seguir algunas recomendaciones relativas a nuestra dieta y estilo de vida con el objetivo de reducir los episodios de indigestión durante estos meses, evitando sobrecargar el sistema digestivo. Es mejor prevenir que tener que aliviar la indigestión en el embarazo. Estas son las recomendaciones generales relativas tanto a los alimentos que se aconseja comer como a la forma de consumirlos (1) (2):

  • Reduce alimentos ricos en grasas, dulces, ultraprocesados, picantes, muy ácidos y aquellos que provocan
  • Decántate por preparaciones a la plancha o al vapor, escalfadas o pasadas por agua. Reduce las frituras.
  • Escoge alimentos con poca grasa, astringentes y fáciles de digerir.
  • Aumenta la ingesta de frutas y de verduras no flatulentas.
  • Incrementa el consumo de líquidos a lo largo del día y fuera de las comidas. Puedes optar por caldos, zumos no ácidos, infusiones suaves, etc.
  • Siéntate a comer de forma tranquila y, mejor, a las mismas horas.
  • Come lentamente, masticando despacio todos los alimentos. De esta forma, se consigue impregnar bien de saliva, lo que favorece su posterior digestión.
  • Consume pequeñas raciones varias veces al día en lugar de menos pero más copiosas. Come siempre con moderación.
  • Evita acostarte o practicar ejercicio con el estómago lleno.
  • No utilices prendas de ropa que compriman la zona del abdomen.

Sin embargo, es posible que a pesar de seguir todas estas recomendaciones continúes sufriendo de indigestión de forma frecuente. Si este es el caso y buscas una solución, puedes consultar a tu médico o al farmacéutico sobre un tratamiento natural para la indigestión en el embarazo.

 

El contenido de este sitio web no es un consejo médico y está destinado únicamente a fines informativos.

 

Fuentes:

(1) Recomendaciones dietéticas para la mujer embarazada. Montserrat Vilaplana. Artículo publicado en Elsevier.

(2) Embarazo en el tercer trimestre, qué esperar. Mayo Clinic.

 

RB-M-57696

Artículo publicado el October 28, 2021