Breadcrumbs

¿Puede el estrés provocar ardor y acidez?

La vida de hoy en día puede resultar estresante para algunos. Muchas personas sufren síntomas de estrés en el estómago. Puede ser resultado de la cantidad de tareas que se acumulan en nuestro día a día, cualquier problema o discusión con amigos, tener demasiadas cosas que hacer o sentirte bajo presión para dar lo mejor de ti en el trabajo.

El estrés causa que te sientas preocupado o demasiado ansioso e irritable, también puede ser causa de otros problemas psicológicos que pueden interponerse en tu día a día. Está muy unido a sufrir insomnio, lo cual puede provocar entrar en un círculo vicioso, si no duermes bien es normal que te sientas aún más estresado y si estás estresado, dormir puede ser un reto.

A parte de cómo afecta a nivel psicológico, ¿sabías que el estrés también puede tener
consecuencias en tu cuerpo? La acidez por estrés, el reflujo gástrico y el dolor de estómago por estrés son algunas de las causas que cada vez están más latentes.

Pero, ¿cómo puede aparecer acidez por estrés acidez y dolor de estómago? La relación que existe entre estos no es tan obvia. Se explica ya que el estrés provoca que aumente la producción de ácido en el estómago[1]. Sentir presión en el estómago es también un detonante para la acidez, y uno de los síntomas del estrés tiene que ver exactamente con la tensión muscular. Ahí se puede ver la relación.

Puede ser que el exceso de ácido llegue a tu esófago provocando ardor en la zona del pecho. Además puede provocar que la comida no se digiera correctamente.

Si sufres ardor y acidez, hay medicamentos como Gaviscon Forte Doble Acción que pueden
ayudarte a corto plazo. Indicado a partir de los 12 años. Leer siempre el prospecto y consultar al farmacéutico en caso de dudas.

Dormir

Dormir bien cuando sufres estrés puede ser muy importante, ya que funciona de forma natural para ayudarte a reducirlo[2]. El único problema es que estar estresado puede hacer difícil la tarea de dormir. Hazlo más fácil creando un entorno en el que te sientas cómodo para dormir y evitar así el reflujo gástrico por estrés. Asegúrate de que la habitación está totalmente a oscuras y con una temperatura adecuada y date el suficiente tiempo para conciliar el sueño.

Ejercicio

De la misma forma que resulta muy positivo para tu salud, practicar ejercicio te aportará muchos beneficios en lo relacionado a aliviar el estrés[3]. El ejercicio también te ayudará a impulsar tus niveles de endorfinas (nuestras hormonas para sentirnos bien). Encuentra algo que te motive, ya sea correr fuera, nadar o el yoga.

Comer bien

Comer bien es una gran defensa contra el estrés, ya que es mucho más fácil lidiar con este
cuando estamos sanos. Durante las épocas en las que sufrimos estrés, optamos por comidas fáciles, pero es importante nutrir tu cuerpo con aquello que necesita. Además, la comida basura nos hace sentir cansados.4 Intenta evitar las comidas con mucha grasa, en vez de ello, come más fruta, verdura y alimentos altos en carbohidratos.

Habla con alguien

Combatir el estrés por ti mismo puede ser una tarea difícil, a veces es recomendable hablar con alguien de confianza para darle la vuelta a la forma en la que te sientes con respecto a un tema.

Prueba estos pequeños cambios en tu vida diaria y podrás ver los efectos positivos con rapidez.

 

No dejes que el reflujo gastroesofágico (o reflujo gástrico por estrés) o los problemas de estómago aparezcan por estrés. Intenta cuidarte todo lo posible y olvídate de estos momentos incómodos en la medida de lo que se pueda.

[1] http://www.webmd.com/heartburn-gerd/guide/understanding-heartburn-basics
[2] http://www.healthline.com/health/gerd/stress#2
[3] http://www.nhs.uk/Livewell/fitness/Pages/whybeactive.aspx
[4] http://www.pcrm.org/health/health-topics/how-to-eat-right-to-reduce-stress

Compartir