Breadcrumbs

Cómo prevenir el reflujo gastroesofágico

El esfínter esofágico, que se sitúa entre el esófago y el estómago, es un músculo que se abre cuando la comida debe pasar al estómago y se cierra después de esto para evitar que haya retroceso o subida de ácidos y del alimento ingerido hacia el esófago. Cuando el esfínter esofágico no se regula adecuadamente y no cumple bien su función puede producirse el reflujo, cuyo síntoma más frecuente es notar que asciende por la garganta una sensación de quemazón o ardor. Si no sabes cómo prevenir el reflujo gastroesofágico, lo primero que tienes que tener en cuenta es que debes llevar una vida saludable y seguir una serie de consejos para que esta molestia no aparezca.

Además, también debes seguir una dieta equilibrada evitando comer alimentos que pueden producir reflujo. Si estás buscando cómo evitar el reflujo, sigue leyendo porque a continuación te lo contamos con detalle.

Consejos para prevenir el reflujo gastroesofágico

La causa más frecuente del reflujo está relacionada con la comida y los malos hábitos después de comer, por lo que es importante ser conocedor de qué hacer para prevenir el reflujo gastroesofágico.

Existen una serie de consejos que puedes seguir para evitar y prevenir el reflujo:

  • Evita comer rápido, ya que comer deprisa aumenta el riesgo de sufrir reflujo debido a que al esfínter esofágico no le da tiempo a realizar su trabajo correctamente. Esto sucede debido al elevado número de veces que tiene que abrirse y cerrarse en muy poco tiempo, colapsándose y, de este modo, dejando paso al ácido gástrico y a los alimentos contenidos en el estómago.
  • No te acuestes justo al terminar de comer, mejor espera unas dos horas para asegurarte de que la digestión se ha realizado correctamente y disminuir, de este modo, el riesgo de la aparición del reflujo. Puedes sentarte o recostarte quedando más sentado que estirado, pero nunca te quedes en posición casi o totalmente horizontal.
  • Evita comidas que favorecen el reflujo, las cuales te explicamos más adelante.
  • No uses prendas ajustadas que te compriman el estómago porque la presión que se ejerce sobre este puede producir el retorno del contenido del estómago.
  • Controla el sobrepeso, ya que aumenta el riesgo de sufrir reflujo.
  • No tomes comidas abundantes. Demasiada cantidad de comida en una sola toma no es asimilada bien por el estómago.
  • Come tranquilo, masticando los alimentos despacio para que el esfínter esofágico pueda realizar su trabajo correctamente y los alimentos sean asimilados lo mejor posible.
  • Elimina o reduce el consumo de tabaco y alcohol, ya que sobre todo el alcohol no es asimilado bien por el estómago y debido a su acidez produce reflujo. De igual modo sucede con el tabaco, especialmente si te fumas un cigarrillo antes o después de comer.
  • No realices ejercicio tras comer pues tu digestión podría verse afectada, favoreciendo la aparición de reflujo.
  • El estrés puede hacer también que aparezca este problema, por lo que si sufres de este, intenta relajarte antes de cada comida.

Comidas a evitar para prevenir el reflujo gastroesofágico

Hay que tener en cuenta que algunos alimentos aumentan el riesgo de que se produzca reflujo gastroesofágico, así que si quieres evitar que esta molestia tan incómoda aparezca conviene limitar ciertas comidas, por ejemplo:

  • Los alimentos ricos en grasa, como el embutido, los huevos fritos o la comida rápida, producen reflujo debido a que son difíciles de digerir para el estómago, e incluso para los intestinos.
  • Alimentos con demasiado azúcar como bollería, repostería y pastelería. Por ejemplo, los chocolates o postres muy dulces.
  • Verduras y hortalizas ácidas como el tomate o el pimentón.
  • Las frutas ácidas o cítricas como la naranja, el limón, la piña, kiwi o pomelo.
  • Leche entera o azucarada, debido a las grasas y al exceso de azúcar respectivamente.
  • Bebidas con gas, refrescos carbonados o azucarados y zumos ácidos.
  • Platos preparados o precocinados, comidas muy condimentadas especiadas o picantes.

Todos estos alimentos, cuando los ingieres a diario o muy a menudo, constituyen un factor de riesgo cuando se trata del reflujo gastroesofágico. En nuestro artículo Qué comer para evitar el reflujo te damos algunas recomendaciones para que sepas cuáles alimentos incorporar a tu dieta. 

Medicamentos para eliminar el reflujo

Si a pesar de seguir todas estas recomendaciones tienes un episodio de reflujo, entonces puedes tomar un medicamento para el reflujo como Gaviscon Forte suspensión oral en sobres, que combate la sensación de ardor y acidez de estómago de forma eficaz en adultos y niños mayores de 12 años, proporcionando un alivio rápido. Gracias a su doble acción, forma una balsa protectora en la boca del estómago, evitando que los ácidos suban hacia el esófago y eliminando así la sensación de ardor, mientras que neutraliza rápidamente el exceso de ácido en el estómago combatiendo la sensación de acidez.

Si tras 7 días de tratamiento los síntomas no mejoran, se debe acudir y consultar a un médico.

Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico. Gaviscon Forte es un medicamento de Reckitt Benckiser Healthcare, S.A.