Saltar a página de contenido

Alimentos que pueden causar reflujo

La alimentación es un aspecto muy importante en el tratamiento y prevención del reflujo, pues ciertos ingredientes y bebidas pueden contribuir a aumentar la secreción ácida del estómago, a relajar el esfínter esofágico o irritar el esófago (1), favoreciendo la aparición del reflujo.

Por eso, cuando se trata de seguir una dieta para el reflujo, es recomendable disminuir el consumo de estos alimentos y bebidas (1):

  • Comidas ricas en grasa: como es el caso de las frituras o embutidos. Este tipo de alimentos pueden disminuir el tono esfinteriano o irritar el esófago, favoreciendo la aparición de reflujo.
  • Comidas muy abundantes: suelen desencadenar el reflujo pues una comida copiosa contribuye a que el estómago se agrande y que esfínter esofágico se relaje, condiciones que propician la aparición de los síntomas del reflujo.
  • El café y las bebidas con cafeína: ya que aumentan la secreción ácida y pueden irritar la mucosa del esófago, por lo que se desaconsejan si queremos seguir una dieta para el reflujo.
  • Los carbohidratos simples: las comidas ricas en hidratos de carbono simples pueden incrementar el tono del esfínter, contribuyendo a que aparezcan los síntomas del reflujo.
  • Los cítricos: las frutas cítricas enteras o en zumo o alimentos como el tomate también pueden contribuir a irritar la mucosa del esófago.
  • El chocolate: es otro de los alimentos que puede desencadenar el reflujo debido a su contenido graso, que puede disminuir el tono del esfínter y, al igual que otras comidas, irritar el esófago.
  • Las especias: también pueden ocasionar irritación en el esófago, por ello es importante consumirlas con moderación, especialmente en el caso del picante.
  • Bebidas con gas o carbonatadas: los refrescos, el agua con gas y en general las bebidas con gas pueden afectar también el tono del esfínter y ocasionar irritación en el esófago.
  • Bebidas alcohólicas: el alcohol contribuye a relajar el esfínter esofágico interior y estimula la secreción de ácidos, por eso conviene reducir su consumo especialmente antes de dormir para evitar los síntomas del reflujo.

Qué comer para evitar el reflujo

Cuidar la dieta es esencial para evitar la aparición del reflujo, por eso se recomienda optar por una alimentación saludable en la que se modere el consumo de ingredientes ricos en grasa y ciertas bebidas, como el café, el alcohol o los refrescos.

Pero ¿qué comer para evitar el reflujo? Si quieres mantener a raya esta condición, te invitamos a seguir estas recomendaciones alimentarias:

Prefiere las proteínas bajas en grasas o magras

En lugar de optar por carnes con alto contenido graso o por alternativas como los embutidos o las salchichas, conviene elegir otras opciones como el pescado blanco (merluza, lenguado, dorada, etc), el pollo, el pavo o el conejo, que se digieren mejor debido a que su contenido graso es bajo o moderado.  

Consume carbohidratos integrales

Estos contribuyen a mejorar la digestión y el tránsito intestinal, por lo que puedes incluirlos en tu dieta. El arroz, la pasta o el pan integral y cereales como la avena son una alternativa a tener en cuenta.

Incluye verduras y frutas no cítricas en tu dieta

En tu dieta no deben faltar los vegetales cocinados siempre de forma saludable, al horno o al vapor, por ejemplo, evitando preparaciones como los rebozados o los gratinados. Además, también es recomendable incluir frutas no cítricas como la manzana, pera, plátano, sandía o melón, que te aportarán los nutrientes necesarios sin favorecer la aparición del reflujo.

Opta por bebidas que no irriten el esófago

El agua es siempre una excelente alternativa, pero además puedes elegir zumos naturales de frutas no cítricas y bebidas sin cafeína. Además, existen algunas infusiones con propiedades digestivas que pueden ser favorables, como es el caso de la melisa, o el regaliz, cuyas propiedades tradicionales antiácidas y antinflamatorias de la mucosa estomacal pueden resultar beneficiosas (2).

Elige el método de cocción adecuado  

Reduce el consumo de alimentos fritos y opta en su lugar por preparaciones a al vapor, al papillote u horneadas, así podrás disfrutar de muchos de los alimentos que te gustan de una manera más saludable.

Limita el uso de ciertas especias y condimentos

El picante, las especias muy fuentes o los condimentos como el vinagre pueden irritar la mucosa del esófago, por o que no se recomienda abusar de ellos si seguimos una dieta para el reflujo.

Recuerda la importancia de cuidar tu dieta, restringir ciertos ingredientes y sumar estos alimentos para evitar e reflujo y sentirte mucho mejor.

Recomendaciones para tratar el reflujo

Además de saber qué comer para evitar el reflujo y qué alimentos conviene reducir en tu dieta, es importante tener en cuenta otros consejos para tratar el reflujo y evitar la aparición de sus síntomas (1):  

  • Es recomendable cenar 2 o 3 horas antes de irnos a la cama para hacer bien la digestión y evitar el reflujo en las noches, una condición frecuente que puede ser fácilmente prevenida con los hábitos adecuados. Del mismo modo, evita acostarte después de comer o cenar para disminuir la posibilidad de que las molestias aparezcan.
  • Reduce las comidas copiosas y opta en su lugar por hacer más comidas al día en menor cantidad, este hábito ayudará a favorecer la digestión de los alimentos y prevenir el reflujo.
  • Mantén un peso saludable, ya que el sobrepeso aumenta la presión abdominal lo que puede favorecer la aparición de reflujo.
  • Limita el uso de ropas apretadas, principalmente durante las comidas y a la hora de dormir, pues estas pueden aumentar la presión en el estómago y favorecer el reflujo.
  • Si fumas, se recomienda reducir al mínimo el consumo de cigarrillos o dejar este hábito por completo. El tabaco contribuye a disminuir la presión del esfínter esofágico inferior y causa lesiones en la mucosa del esófago, perjudicando a quienes sufren de reflujo.
  • En el caso de que sufras reflujo en las noches, considera elevar ligeramente la cabecera de tu cama entre 15 y 20 centímetros para dormir en una postura ligeramente más erguida, lo que dificultaría el paso de los ácidos estomacales hacia el esófago.
  • El estrés también puede favorecer la aparición de reflujo, por lo que el ejercicio físico y los ejercicios de relajación pueden ayudarte a mejorar los síntomas.

Si a pesar de seguir una dieta variada y equilibrada y aplicar las recomendaciones anteriores sufres de reflujo y buscas una solución para aliviar los síntomas eficazmente, puedes optar por un medicamento sin receta como Gaviscon Forte suspensión oral en sobres o Gaviscon Forte comprimidos masticables que gracias a su doble acción alivia los síntomas del ardor y la acidez de estómago, en adultos y niños mayores de 12 años, formando una balsa protectora en la boca del estómago, evitando que los ácidos suban hacia el esófago y combatiendo así la sensación de ardor.

Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico. Si los síntomas persisten o no mejoran después de 7 días consulte a su médico. GavisconForte es un medicamento de Reckitt Benckiser Healthcare, S.A

El contenido de este sitio web no es un consejo médico y está destinado únicamente a fines informativos.

Fuentes:

RB-M-87362 

Artículo publicado el November 12, 2018