Saltar a página de contenido

Causas de la acidez y el reflujo

La acidez y el reflujo se ocasionan por el paso del contenido del estómago al esófago.

El esófago es el tubo que traslada los alimentos desde la boca hasta el estómago, para ello abre un esfínter que permite su paso. Una vez los alimentos están dentro del estómago, el esfínter esofágico inferior se cierra para que ni los alimentos ni los jugos gástricos puedan retornar al esófago y ascender, de nuevo, hasta la boca.

El esfínter se abre de forma natural varias veces al día, pero si lo hace de forma más frecuente o si al cerrar no cierra con suficiente fuerza, este va a permitir la salida de contenido del estómago. Antes de considerar qué tomar para la acidez y el reflujo, es importante tener en cuenta que hay algunos factores de riesgo que pueden propiciar su aparición, entre los más comunes destacamos (2):

Alimentos y bebidas

Se sabe que el consumo de algunos alimentos o bebidas favorece la aparición de la acidez y el reflujo. Esto se debe a que aumentan las secreciones ácidas del estómago, lo dilatan o pasan mucho tiempo en el aparato digestivo antes de ser digeridos. Este es el caso, por ejemplo, del alcohol, la cafeína, las bebidas con gas, el chocolate, el ajo, la cebolla, el vinagre, los cítricos, algunas hierbas como la menta, el tomate o los platos muy condimentados o con un exceso de grasa. Además, a este listado podemos añadir el tabaco, ya que debilita el esfínter esofágico.

Por otra parte, comer en grandes cantidades, con estrés, acostarse con la barriga llena o hacer ejercicio justo después de comer son otros factores de riesgo.

Hernia de hiato

En esta patología la parte superior del estómago sobresale, ascendiendo hacia la cavidad torácica. Esta colocación del estómago favorece el reflujo al debilitar el esfínter esofágico.

Sobrepeso

Los kilos de más ejercen una presión extra sobre el estómago, haciendo más fácil que su contenido salga hacia el esófago. Esta presión también puede aparecer si, aunque tengamos un peso saludable, utilizamos prendas muy ceñidas a la zona abdominal.

Ciertos tipos de medicación

Existen algunos fármacos que pueden producir acidez y reflujo entre sus efectos secundarios. Si es tu caso, es decir, si algún medicamento te desencadena este trastorno, informa a tu médico.

Embarazo

En este caso, el problema de acidez se debe tanto a los efectos de las hormonas propias de esta etapa como a la presión sobre el estómago que ejerce el feto que va creciendo dentro del útero. En nuestro artículo Cómo tratar el reflujo en el embarazo, ofrecemos algunas recomendaciones para aliviarlo.

Medicamentos para la acidez y el reflujo

Atendiendo a los factores de riesgo para la aparición de acidez y reflujo, podemos adoptar una serie de medidas en nuestros hábitos cotidianos para evitar sufrir este trastorno. Estas son las principales recomendaciones que conviene seguir (3):

  • Come despacio y masticando bien los alimentos para favorecer su digestión. Mejor si estableces un horario de comidas y realizas varias ingestas pequeñas a lo largo del día, antes que tomar comidas muy copiosas.
  • No te vayas a la cama justo después de comer, espera al menos un par de horas o tres. Conviene hacer lo mismo si lo que quieres es hacer ejercicio.
  • Si sufres con frecuencia de acidez y reflujo en las noches, puedes dormir con la cabeza algo más elevada que el resto del cuerpo, unos 15-20 centímetros aproximadamente.
  • Modera, en la medida de lo posible, los alimentos y las bebidas que hemos mencionado y que pueden desencadenar las molestias.
  • Sigue una dieta sana y, en general, un estilo de vida saludable. Come bien, bebe agua, descansa lo suficiente, reduce el estrés y practica ejercicio de forma regular. Todo ello te ayudará a mantenerte en un peso saludable.
  • Si fumas, y si además tienes este trastorno gástrico, sería recomendable que dejases ese hábito.
  • Utiliza prendas de ropa que no compriman demasiado tu zona abdominal.

Si, a pesar de incorporar todas estas medidas a tu rutina, sigues sintiendo molestias, tienes la opción de recurrir a algún fármaco que te ayude a aliviar la acidez y el reflujo. Un ejemplo es Gaviscon Forte suspensión oral, gracias a su doble acción 2 en 1 combate la sensación de acidez de estómago y el ardor causado por el reflujo en adultos y adolescentes a partir de 12 años. Su contenido de calcio y bicarbonato ayuda a neutralizar los ácidos en el estómago, y es el único medicamento con alginato de sodio, que actúa creando una barrera protectora en la boca del estómago, que evita que los ácidos suban al esófago ayudando a prevenir el ardor causado por reflujo.

Lea las instrucciones de este medicamento y consulte al farmacéutico. Si los síntomas persisten o no mejoran después de 7 días consulte a su médico. Gaviscon Forte suspensión oral en sobres y comprimidos es un medicamento de Reckitt Benckiser Healthcare, S. A.

El contenido de este sitio web no es un consejo médico y está destinado únicamente a fines informativos.

 

Fuentes

  1. Fundación Española del Aparato Digestivo
  2. Acidez Gástrica, MedlinePlus
  3. Acidez gástrica, Ángela Bosch. Publicado en Elsevier

 

RB-M-96806

Artículo publicado el March 22, 2022