Saltar a página de contenido

El 73% de los pacientes con esta condición sufren ardor y acidez indistintamente (1), por lo que atender estas molestias se vuelve imprescindible para nuestro bienestar. En casos más severos, el reflujo puede llegar hasta la boca provocando una sensación de regurgitación de líquidos agrios en la garganta.

Si tenemos reflujo y notamos ardor o acidez es normal que nos preguntemos qué tomar para aliviar los síntomas del reflujo gástrico.  

No obstante, en la mayoría de los casos los síntomas se pueden controlar haciendo cambios en la dieta y utilizando de forma ocasional un medicamento para el reflujo. Por ello, en el siguiente artículo te explicaremos los factores asociados al reflujo y qué tomar para el reflujo gástrico y te daremos algunos consejos para evitar esta afección.

Principales causas del reflujo

Hay que saber que existen una serie de factores asociados a su aparición. Destacamos los siguientes (2) y (3):

  • Consumo de algunos alimentos: ciertos ingredientes aumentan la secreción ácida del estómago y relajan el esfínter esofágico. Así, conviene evitar cítricos, tomates, chocolate, bebidas con gas y cafeína, especias o grasas. Además, hay que comer con moderación y sin excesos.
  • Tabaco y alcohol: el tabaco actúa relajando el esfínter esofágico y disminuyendo la secreción de saliva, además de lesionando la mucosa del esófago. Por su parte, el alcohol aumenta la secreción de ácidos, a la vez que también relaja el esfínter.
  • Hernia de hiato: en este trastorno el estómago se sitúa por encima del diafragma, que actúa como separación entre el tórax y la cavidad abdominal.
  • Obesidad: en este caso, hay más probabilidad de experimentar reflujo porque se produce un incremento de la presión en el abdomen.
  • Acostarse después de comer: la recomendación es esperar unas 2-3 horas y es mejor echarse sobre el lateral izquierdo.
  • Embarazo: este puede aumentar la presencia de reflujo. Esto se debe al efecto de las hormonas propias de esta etapa, además de a la presión que ejerce el feto en crecimiento sobre varios órganos, entre ellos el estómago.
  • Ciertos medicamentos: fármacos como los broncodilatadores o algunos sedantes y antidepresivos pueden provocar reflujo. Si estás siguiendo un tratamiento y comienzas a experimentar este trastorno, informa a tu médico.

Tratamiento para el reflujo: importancia de la dieta y los buenos hábitos

Algunos cambios en el estilo de vida nos pueden ayudar a prevenir la aparición y favorecer el tratamiento para el reflujo gástrico. Las repasamos a continuación (3):

  • Cuidado de la dieta: ¿qué tomar para el reflujo gástrico? Dado que hay ciertos alimentos que favorecen la aparición del reflujo, si tienes propensión a padecer este trastorno, evita su consumo. Al contrario, comidas ricas en proteínas y en hidratos de carbono mejoran el tono del esfínter esofágico, ayudando a su prevención.
  • Evita comidas copiosas: comer en exceso lleva a que el estómago se distienda y, además, relaja temporalmente el esfínter esofágico. De ahí la importancia de comer con moderación y mejor en raciones pequeñas cada dos horas.
  • Mantén un peso saludable: conservar un peso óptimo evita que los kilos de más presionen nuestro estómago y favorezcan el reflujo.
  • Cena entre 2 y 3 horas antes de acostarte: de esta forma, favoreces la digestión y evitas que los alimentos vuelvan al esófago debido a la posición que adoptas en la cama.
  • Utiliza ropa cómoda y holgada: especialmente para dormir y durante las comidas principales. Las prendas demasiado apretadas aumentan la presión en el estómago, lo cual favorece la aparición del reflujo.
  • Si es el caso, considera dejar de fumar: el tabaco, al igual que el alcohol, los refrescos y la cafeína, puede agravar el reflujo gástrico, como comentamos.
  • Finalmente, si también te preguntas cómo prevenir el reflujo, procura siempre dormir con la cabeza un poco más elevada que el resto del cuerpo y mejor acostado sobre el lado izquierdo.

Para más información, puedes consultar nuestro artículo sobre Qué comer para evitar el reflujo, con recomendaciones sobre la dieta si lo padeces con cierta frecuencia.

Qué tomar para el reflujo

Además de seguir los anteriores consejos para llevar una dieta equilibrada y un estilo de vida más saludable, también podemos combatir el reflujo gástrico con la ayuda de algunos medicamentos sin receta específicos para esta condición.

Este es el caso de la gama de productos de Gaviscon, como Gaviscon Forte. Este medicamento, que puedes encontrar tanto en comprimidos masticables como en suspensión oral en sobres, es eficaz para combatir el reflujo ácido en adultos y niños mayores de 12 años, aliviando los síntomas hasta 4 horas.

Gracias a su contenido de alginato, carbonato de calcio y bicarbonato de sodio, ofrece una doble acción: por un lado, el alginato de sodio forma una barrera protectora en el estómago impidiendo que el ácido estomacal regrese al esófago y evitando el reflujo. Además, el carbonato de calcio y el bicarbonato de sodio neutralizan eficazmente el exceso de ácido en el estómago, proporcionando un rápido alivio de la acidez.

Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico. Si los síntomas persisten o no mejoran después de 7 días consulte a su médico. Gaviscon Forte es un medicamento de Reckitt Benckiser Healthcare, S.A.

El contenido de este sitio web no es un consejo médico y está destinado únicamente a fines informativos.

 

Fuentes

(1) Winkle, global segmentation research. 2010.

(2) Enfermedad por reflujo gastroesofágico, Medline Plus.

(3) Enfermedad por reflujo gastroesofágico. Clínica y tratamiento. Adela-Emilia Gómez Ayala. Publicado en Elsevier.

 

RB-M-94423

Artículo publicado el December 4, 2018