Saltar a página de contenido

Entre los factores que propician el reflujo, encontramos el sobrepeso y la obesidad, el consumo de ciertos alimentos, el embarazo, la hernia de hiato, en la que la parte superior del estómago se protruye hacia la cavidad torácica, el tabaquismo o algunos fármacos como ciertos sedantes, AINE o antidepresivos 1.

Por tanto, es posible disminuir el riesgo de padecer reflujo adaptando nuestros hábitos de vida. Si a pesar de ello sufres de este trastorno y los síntomas te resultan muy incómodos, puedes tomar un medicamento específico para tratar esta condición. Del tratamiento para el reflujo gastroesofágico vamos a hablar en el siguiente artículo.

Cómo tratar el reflujo gastroesofágico

Antes de hablar de cómo tratar el reflujo gastroesofágico, es importante saber que, si sufrimos de reflujo gastroesofágico dos o más veces a la semana, podríamos padecer de enfermedad por reflujo gastroesofágico o ERGE por sus siglas 3. Si es tu caso, es recomendable que acudas a tu médico para una revisión.

En cambio, cuando el reflujo se presenta de forma esporádica, es posible controlarlo o, al menos, reducir el número de episodios adoptando algunas medidas preventivas en nuestro día a día y en nuestra dieta con el objetivo de evitar todo aquello capaz de desencadenarlo.

Cambios en los hábitos y dieta para prevenir el reflujo

Estas son las recomendaciones que puedes incorporar a tu rutina diaria para prevenir o disminuir el reflujo gastroesofágico 4:

  • Reduce al máximo el consumo de bebidas y de alimentos que favorecen el reflujo, como aquellos con un contenido excesivo de grasas o los fritos, el tomate y sus derivados, el chocolate, hierbas como la menta o el ajo y la cebolla. Además, hay bebidas, como las que contienen alcohol o cafeína, que también se asocian a un mayor riesgo de reflujo 2
  • Come en pequeñas y frecuentes raciones repartidas a lo largo del día. Preferiblemente, no te saltes comidas ni ingieras raciones abundantes.
  • Es recomendable disminuir el consumo de alcohol y tabaco, si es el caso.
  • Mantén un peso saludable.
  • Practica ejercicio con regularidad, aunque no justo después de comer.
  • Reduce el estrés todo lo posible.
  • Evita utilizar prendas de ropa o accesorios que te aprieten alrededor de la cintura.
  • Espera al menos tres horas antes de acostarte después de cenar.
  • Recuerda que hay fármacos que, entre sus efectos secundarios, causan reflujo, por eso es importante no automedicarte y consultar siempre a un especialista si crees que la medicación que tomas te produce reflujo o acidez.
  • Si eres propenso a sufrir de esta condición, puedes dormir con la cabeza elevada con respecto al resto del cuerpo, alrededor de 10 o 15 centímetros.

Medicamento para el reflujo

Si a pesar de haber introducido en tu rutina los consejos que acabamos de señalar sigues padeciendo esta condición y te preguntas qué tomar para el reflujo gastroesofágico, puedes recurrir a algún medicamento de venta sin receta en la farmacia especialmente indicado para el tratamiento de los síntomas asociados al reflujo.

Existen distintas alternativas, por ejemplo, Gaviscon suspensión oral en sobres o Gaviscon comprimidos masticables, que cuenta con una combinación única de alginato de origen natural y antiácidos, que actúa formando una barrera protectora en la boca del estómago para evitar que los ácidos suban al esófago, evitando así el ardor causado por el reflujo en adultos y niños a partir de 12 años. Gaviscon proporciona un alivio rápido 5 al dolor de estómago y puede ser usado durante el embarazo y la lactancia bajo consejo médico o farmacéutico siempre cumpliendo estas recomendaciones: limitar al máximo la duración del tratamiento y evitar la ingesta concomitante de leche y productos lácteos para prevenir el exceso de calcio.

Lea las instrucciones de este medicamento y consulte al farmacéutico. Si los síntomas persisten o no mejoran después de 7 días consulte a su médico. Gaviscon suspensión oral en sobres y comprimidos son medicamentos de Reckitt Benckiser Healthcare S.A.

El contenido de este sitio web no es un consejo médico y está destinado únicamente a fines informativos.

 

Fuentes

(1) Reflujo gástrico en adultos, NIH.

(2) Enfermedad por reflujo gastroesofágico, Mayo Clinic.

(3) Reflujo de ácido gástrico, acidez estomacal y ERGE, ¿cuál es la diferencia?, NIH MedlinePlus Revista.

(4) Alta tras el reflujo gastroesofágico, Medline Plus.

(5) Strugala V,et al. A randomized, controlled, crossover trial to investigate times to onset of the perception of soothing and cooling by over-the-counter heartburn treatments. J Int Med Res. 2010 Mar-Apr;38(2):449-57

 

RB-M-102692

Artículo publicado el May 31, 2022