Breadcrumbs

Cómo tratar el reflujo gástrico efectivamente

El esófago es un conducto que va desde nuestra faringe hasta nuestro estómago y es el encargado de transportar la comida que ingerimos para que sea digerida. El reflujo gástrico sucede cuando el músculo que se halla al final del esófago no se cierra de manera adecuada, esto hace que el contenido que está en el estómago vuelva al esófago, lo que provoca irritación y sensación de ardor. Ahora bien, ¿es posible tratar el reflujo gástrico efectivamente?

En este artículo te damos algunos consejos para que puedas aliviar los síntomas del reflujo gástrico y sentirte mejor.

Síntomas del reflujo gástrico

Aunque es recomendable acudir al médico para asegurarnos de que realmente padecemos de reflujo gástrico, a continuación, te proporcionamos un listado con los síntomas más comunes para que puedas identificar si padeces o no de esta condición:

Ardor en el pecho

Normalmente, se siente una sensación de ardor o acidez, que tiene lugar en el pecho, por detrás del esternón. Este es uno de los síntomas más populares del reflujo gástrico y se produce, tal y como hemos mencionado antes, cuando el contenido del estómago vuelve al esófago, lo que ocasiona una irritación de la mucosa.

Sabor agrio o ácido en la boca

Es frecuente que el sabor del contenido del estómago nos llegue a la boca, causando molestias. Cuando esos fluidos gástricos ascienden, pueden llegar incluso hasta la boca, lo que se conoce como regurgitación ácida, condición que puede hacer que experimentemos un sabor amargo o agrio en nuestra boca.

Problemas respiratorios

Aparte de la acidez, existen otros síntomas menos comunes como el dolor de pecho, la tos, el asma, la afonía por irritación debido al contenido del ácido en la laringe, dolor de garganta y dificultad respiratoria causada por el ácido en las vías respiratorias. Estas señales se presentan especialmente en pacientes que sufren de reflujo de forma frecuente.

Cuando los síntomas del reflujo se manifiestan dos o más veces por semana, es posible que se padezca de enfermedad por reflujo gastroesofágico o ERGE, una condición que es importante tratar para evitar problemas mayores. Si sospechas que padeces de ERGE, es imprescindible visitar a un médico para una revisión y diagnóstico oportunos, además de cambiar ciertos hábitos de vida para reducir al mínimo los episodios.

¿Por qué tengo reflujo?

Antes de conocer las recomendaciones para tratar el reflujo gástrico, es básico entender cómo se produce. El esófago está dotado de una serie de fibras musculares situadas en su parte inferior, estos músculos, denominados esfínter esofágico inferior o EEI, impiden que el alimento masticado e ingerido suba de nuevo.

Ahora bien, cuando el anillo dotado de estas fibras musculares no se cierra como debería, el contenido del estómago regresa al esófago, lo que da lugar a los síntomas mencionados anteriormente. El reflujo gastroesofágico puede aparecer debido a la ingesta de algunos alimentos, por ejemplo:

  • El alcohol
  • El tabaco
  • Las comidas picantes o con mucha grasa
  • El café, el té y en general las bebidas con cafeína
  • El chocolate

Además, existen ciertas condiciones que también incrementan el riesgo de sufrir reflujo y desarrollar ERGE, entre ellas:

  • El embarazo
  • Tener una hernia de hiato
  • Padecer de obesidad

Consejos para eliminar el reflujo gástrico

Existen algunos medicamentos para el tratamiento sintomático de la hiperacidez y el ardor por reflujo, como Gaviscon comprimidos masticables, que actúa formando una balsa protectora en la boca del estómago, evitando que los ácidos suban al esófago y combatiendo la sensación de ardor en adultos y niños mayores de 12 años. De cualquier manera, si el problema persiste después de 7 días o el malestar se presenta con mucha frecuencia, para poder tratar el reflujo gástrico es imprescindible visitar al médico.

Además de la mediación, los siguientes consejos te ayudarán a establecer hábitos de vida saludables para mejorar la digestión:

  • Llevar una dieta sana y equilibrada, donde no falte el consumo de cereales, legumbres, verdura y fruta.
  • Es recomendable controlar el estrés tanto como se pueda, ya que este puede empeorar los síntomas del reflujo gástrico.
  • Es preferible comer 5 veces al día en raciones más pequeñas, en vez de hacer 3 comidas copiosas, esto con el fin de tener digestiones más fáciles. Además, es conveniente comer de forma lenta y pausada, masticando muy bien los alimentos.
  • La cafeína aumenta la sensación de acidez en el estómago. El café es un alimento estimulante y excitante que hay que evitar si padeces de reflujo. En su lugar se pueden tomar infusiones como la manzanilla.
  • Ciertas bebidas y comidas favorecen el reflujo por lo que conviene de nuestra dieta. Algunos ejemplos son el chocolate, los alimentos ricos en grasas saturadas, los cítricos, los refrescos, el alcohol, el tomate, entre otros.
  • Otros alimentos potencian la irritación de la superficie del esófago y también resulta conveniente eliminarlos por completo: condimentos como el pimentón, la guindilla, el vinagre o la pimienta debe ser restringidos en la dieta.
  • Evitar las comidas copiosas, pues resultan difíciles de digerir. Lo mejor es, como mencionamos anteriormente, hacer 5 comidas al día en porciones moderadas que ingerir platos muy abundantes.
  • Es conveniente cenar 2 o 3 horas antes de irte a dormir para garantizar que los alimentos se hayan digerido antes de acostarte. La posición horizontal puede facilitar que los jugos gástricos suban hacia el esófago, por lo que si eres propenso a reflujo, esta recomendación es fundamental. Tampoco se recomienda tumbarse justo al acabar de comer.
  • Además, es importante no utilizar ropas ceñidas en la zona del abdomen, pues este hábito puede interferir en el correcto cerramiento del esfínter esofágico inferior.
  • En caso de padecer obesidad o sobrepeso, resulta oportuno tomar medidas para alcanzar un peso saludable, lo que ayudará a su vez a reducir e incluso eliminar los síntomas del reflujo.
  • Por último, si fumas es recomendable reducir la cantidad de tabaco al día o dejar este hábito por completo, lo que beneficiará tu salud en general.

Cada persona es diferente y puede necesitar un tratamiento distinto. Sea como sea, en la mayoría de los casos, los síntomas del reflujo tienden a remitir cuando se eliminan ciertos estilos de vida que potencian o causan su aparición, como los comentados anteriormente.

Por ello, si te preguntas cómo tratar el reflujo gástrico, te recomendamos seguir estas sugerencias y consultar a tu médico si los síntomas no mejoran o se presentan con mucha frecuencia.

Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico.

Reckitt Benckiser Healthcare, S.A