Breadcrumbs

¿Qué tomar para el reflujo gástrico?

El reflujo gástrico, también conocido como reflujo ácido, es una afección bastante común que se produce cuando el ácido estomacal regresa por el esófago hasta llegar a la boca. Cuando este flujo ácido vuelve por el conducto que une el estómago a la boca, suele provocar síntomas como sensación de ardor en la garganta y regurgitación de líquidos agrios, molestias que hacen que quien las padece se pregunte qué tomar para aliviar los síntomas del reflujo gástrico.  

Muchas personas han sufrido alguna vez este tipo de malestar. Sin embargo cuando se produce más de una vez a la semana, se puede desencadenar la llamada enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). No obstante, en la mayoría de casos los síntomas se pueden controlar haciendo cambios en la dieta y utilizando de forma ocasional y bajo recomedación previa de un farmacéutico un tratamiento para el reflujo. Por ello, en el siguiente artículo te explicaremos qué tomar para el reflujo gástrico y te daremos algunos consejos para evitar esta afección.

Principales causas del reflujo

El reflujo gástrico se puede definir como una afección donde los fluidos del estómago vuelven hasta la boca por el conducto que conocemos como esófago. Pero ¿por qué razón se produce este problema de salud?

Una de las posibles causas que puede producir el reflujo gástrico es un mal funcionamiento del esfínter esofágico inferior. Esta banda de músculo de la parte inferior del esófago controla la entrada de alimentos para que vayan hacia el estómago, cerrándose después para que estos no puedan volver al esófago. Sin embargo, cuando el esfínter esofágico inferior no se cierra de manera normal, es posible que el reflujo ácido regrese hacia el esófago, lo que dará paso al reflujo.

Aunque esta es una de las posibles causas de este malestar, el riesgo de padecer reflujo gástrico aumenta en los siguientes casos:

  • Padecer obesidad
  • Tener hernia de hiato
  • Estar embarazada
  • Retraso del vaciado estomacal
  • Consumo de alimentos fritos o ricos en grasas y/o de bebidas alcohólicas
  • Comidas demasiado abundantes
  • Comidas muy picantes

Tratamiento para el reflujo: importancia de la dieta y los buenos hábitos

Tal y como hemos visto, el riesgo de padecer reflujo gástrico puede aumentar debido al consumo de ciertos alimentos, por lo que cuidar nuestra alimentación será vital para evitar esta afección. Por ello, si padeces este problema de salud será importante evitar el consumo habitual de alimentos como:

  • Las bebidas alcohólicas.
  • Los refrescos con gas.
  • La cafeína.
  • Los carbohidratos simples.
  • Los alimentos picantes.
  • Productos grasos, como la leche, frituras y carnes rojas.

Además de evitar dichos ingredientes, también es recomendable que tengas en cuenta algunos de los siguientes consejos para mejorar tus hábitos diarios y, en consecuencia, este problema de salud:

  • Incluye en tu dieta más frutas, verduras y alimentos integrales: gracias a su riqueza en fibras, pueden mejorar la digestión y evitar el reflujo gástrico.
  • No comas con prisas: es importante que te tomes tu tiempo e intentes masticar bien la comida. Una ingesta demasiado rápida de alimentos puede provocar una mala digestión.
  • Toma mucha agua, especialmente antes de las comidas: así estaremos protegiendo las paredes estomacales y saciando nuestra hambre, por lo que evitaremos comer excesivamente.
  • Cena entre 2 y 3 horas antes de acostarte: de esta forma, favoreces la digestión y evitas que los alimentos vuelvan al esófago debido a la posición que adoptas en la cama.
  • Reduce el tamaño de tus raciones: de igual modo, intenta hacer más comidas repartidas durante el día. Es aconsejable comer cada 3 horas, ya que así no comeremos tanto y evitaremos la hinchazón.
  • Utiliza ropa cómoda y holgada: especialmente para dormir y durante las comidas principales. Las prendas demasiado apretadas aumentan la presión en el estómago, lo cual favorece la aparición del reflujo.
  • Si es el caso, considera dejar de fumar: el tabaco, al igual que el alcohol, los refrescos y la cafeína, puede agravar el reflujo gástrico ya que el humo corroe el conducto esofágico.

Para más información, puedes consultar nuestro artículo sobre Qué comer para evitar el reflujo, con recomendaciones sobre la dieta si lo padeces con cierta frecuencia.

Qué tomar para el reflujo

Además de seguir los anteriores consejos para llevar una dieta equilibrada y un estilo de vida más saludable, también podemos combatir el reflujo gástrico con la ayuda de algunos medicamentos sin receta específicos, como la gama de productos de Gaviscon, entre los que destaca Gaviscon Forte. Este medicamento, que puedes encontrar tanto en comprimidos masticables como en suspensión oral en sobres para mayores de 12 años, es eficaz para combatir el reflujo gástrico, ya que cuenta con una tres sustancias activas que producen una doble acción: por un lado, forman una barrera protectora en el estómago, evitando así que el ácido estomacal regrese al esófago. Y por otro lado, consigue neutralizar eficazmente el exceso de ácidos en el estómago, proporcionando un rápido alivio  y evitando algunos síntomas, como la sensación de ardor o acidez.

Aun así, lee el prospecto de estos medicamentos y consulta al farmacéutico antes de tomarlo. Si los síntomas persisten después de 7 días, consulta a tu médico.

Reckitt Benckiser Healthcare, S.A.