Saltar a página de contenido

Causas del reflujo en el embarazo

Antes de hablar sobre las mejores formas de evitar el reflujo en el embarazo, queremos detallar cuáles son las principales razones por las que se da este problema digestivo. El reflujo en el embarazo se produce debido a varias razones, como el aumento de una hormona llamada progesterona, que provoca una reducción del tono muscular, causando distintos problemas digestivos, entre los que se encuentra el reflujo (1). Además, hay un incremento de la presión en el abdomen provocado por el crecimiento del feto (2). Por esta causa, es más frecuente sufrir reflujo durante el último trimestre de gestación. Pero los cambios propios de este período no son los únicos que pueden incrementar la posibilidad de sufrir reflujo gastroesofágico, otros factores de riesgo como la obesidad, las comidas abundantes, acostarse justo después de cenar y algunos alimentos como los excesivamente grasos, fritos, los dulces, la cebolla cruda, la cafeína, las bebidas con gas o los cítricos (4) (5) también pueden dar lugar a su aparición.

Consejos para ayudar a evitar el reflujo en el embarazo

Los cambios producidos durante la gestación hacen más frecuente sufrir reflujo y acidez, pero hay formas de ayudar a prevenir estos problemas o, al menos, reducir su aparición. Para contribuir a evitar el reflujo en el embarazo adopta estos sencillos consejos: 

  • Sigue una dieta equilibrada, controlando la ingesta de alimentos y bebidas como los que hemos mencionado en el apartado anterior.
  • A la hora de comer, hazlo sentada en la mesa y con tranquilidad. Recuerda también masticar lentamente los alimentos para favorecer la digestión. (4)
  • No te acuestes después de comer, espera unas 3 horas antes de hacerlo. (2)
  • Bebe agua a lo largo del día, sobre todo entre comidas (6). Te mantiene hidratada y ayuda al buen tránsito intestinal.
  • Usa ropa y accesorios holgados en la zona de la cintura y del vientre. Prendas estrechas o ajustadas ejercen presión en el abdomen y en el esfínter esofágico inferior favoreciendo la aparición de reflujo. (4)
  • Modera al máximo el consumo de comidas copiosas. La recomendación es que ingieras pequeñas raciones a lo largo del día para favorecer la digestión (6).
  • Practica ejercicios de relajación ya que es una gran forma de controlar el estrés, que puede favorecer la aparición de reflujo. (5)

Cómo dormir para evitar el reflujo en el embarazo

Si durante la noche es el momento en el que más experimentas molestias, hay algunas medidas que puedes llevar a cabo para evitar los síntomas y facilitar tu descanso. Para prevenir el reflujo se recomienda dormir con la cabeza más elevada que el resto del cuerpo, aproximadamente 10-15 centímetros, de esta forma, es más difícil que los ácidos estomacales pueden ascender desde el estómago. (6) Puedes optar por elevar el cabecero de la cama o colocar varias almohadas que permitan tener la parte superior del tronco más elevada que el resto.

Durante la gestación no es recomendable dormir boca arriba, sino que se aconseja acostarse de lado, preferiblemente del lado izquierdo y con las rodillas dobladas. Esta posición contribuye a una mejor circulación sanguínea entre corazón, feto, útero y riñones (7), pero además facilita el sellado del esfínter esofágico inferior, haciendo que sea más difícil que los ácidos estomacales suban. (8) Para evitar sobrecargas y molestias lumbares, puedes colocar una almohada entre tus piernas.

Medicamentos para aliviar el reflujo en el embarazo

Cuando se trata de una molestia ocasional, es posible tratar el reflujo en el embarazo con la medicación adecuada, para lo que se recomienda consultar previamente a tu médico. También es importante seguir las recomendaciones que hemos compartido para evitar el reflujo en este periodo. No obstante, si a pesar de adoptarlas, continúas padeciendo molestias, existe un medicamento de venta sin receta en farmacias y apto para su uso durante el embarazo y la lactancia, como Gaviscon suspensión oral en sobres sabor menta  o Gaviscon comprimidos masticables sabor menta, que actúa formando una barrera protectora en la boca del estómago para evitar que los ácidos suban al esófago, evitando así el ardor causado por el reflujo.

Gaviscon puede ser usado durante el embarazo y la lactancia bajo consejo médico y siempre cumpliendo estas recomendaciones: limitar al máximo la duración del tratamiento y evitar la ingesta concomitante de leche y productos lácteos para prevenir el exceso de calcio.

Lea las instrucciones de este medicamento y consulte al farmacéutico. Si los síntomas persisten o no mejoran después de 7 días consulte a su médico. Gaviscon suspensión oral en sobres y comprimidos son medicamentos de Reckitt Benckiser Healthcare S.A.

El contenido de este sitio web no es un consejo médico y está destinado únicamente a fines informativos.

 

Fuentes

 

RB-M-104710

Artículo publicado el July 4, 2022